domingo, 20 de abril de 2014

UNO MÁS Y DIFERENTE.



A diferencia de los demás, no está en el arboreto sino en el salón. No necesita riego ni sol ni abono..... no hay que alambrarlo ni modelarlo, ya lo ha hecho mi amigo Raúl, como veis un artista.















miércoles, 9 de abril de 2014

TIEMPO DE ACODOS.




Si me permitís, hoy voy a redactar la entrada pensando en aquellos días cuando yo daba mis primeros pasos en este mundo del bonsai y buscaba en Internet artículos, entradas en distintos blogs, comentarios.... etc. todo lo que me pudiese servir para aprender. Pienso, como digo, en algún principiante que desconozca la manera de hacer acodos, que casualmente visite este humilde blog y si esto le resulta útil para aumentar sus conocimientos sobre las distintas técnicas en el bonsai,pues habrá merecido la pena. A los habituales os pido disculpas por lo detallado y extenso que pueda pareceros.

Cuando se recuperó este Prunus Mahaleb, debió darsele una poda más baja, máxime en esta especie que suele brotar abundantemente por cualquier lugar de las partes del tronco, pero bueno, no se hizo y ahora, tres años después es el momento ideal para reducirle en altura y además aprovechando sus ramas para sacar nuevos árboles, mediante la técnica del acodo.
El árbol en cuestión es un ejemplar potente, de esos de "cuatro manos", con muy buena corteza y buen nebari, pero con unos brazos demasiado largos, como veis. 


















En la rama que vamos a acodar, elegimos el lugar exacto en que realizaremos el anillo en la corteza, en función de la zona donde tenga si es posible un engrosamiento, aunque sea leve o algún detalle de carácter, pensando en obtener el nuevo árbol con algo de nebari, aunque sea mínimo.
Cortamos la corteza en su totalidad hasta llegar a la madera, con unos cortes limpios sobre todo en la zona superior, donde ha de emitir raíces.





Para eliminar completamente los restos de sabia, que pudiesen "puentear" los cortes superior he inferior, es necesario rascar bien la madera, ( debe darse importancia a este tema ).





Inclusive haremos con alambre un torniquete en la parte baja, para asegurar la no circulación hacia arriba de la sabia. Si se rasca bien el anillo y se es cuidadoso de no manchar todo con las hormonas, no es imprescindible este paso..... pero no hará ningún perjuicio en todo caso.





Aplicamos con un pincel las hormonas de enraizamiento en la zona donde pretendemos que emita las raíces, procurando que no chorreen hacia abajo.





Envolvemos el anillo a modo de bola, con musgo de pelo largo humedecido.





y cubrimos con un plástico fino trasparente, que nos permitirá ver a través de él en el futuro, la evolución del nacimiento de raíces.





Colocamos un segundo plástico, este negro para crear un ambiente sin luz, necesario para el enraizado.









En un mismo árbol se pueden hacer varios acodos, incluso en la misma rama a diferentes alturas. En esta otra rama realizaré otro, inmediatamente por debajo de ese shari.





















Y aquí está el árbol con ambos acodos. Ahora a esperar hasta Primeros de Julio aproximadamente, para separarlos de la planta madre.













Retiro pacientemente el musgo que había colonizado el tronco y la parte inferior de las ramas. El musgo impide la emisión de nuevos brotes y estos nos van a ser necesarios.





Cuando llegue el momento de retirar ambos acodos, quedais citados a la entrada en que por supuesto mostraré los resultados obtenidos.


lunes, 31 de marzo de 2014

MI RINCÓN PREFERIDO.



Hay lugares en los que uno se encuentra especialmente confortable, suelen ser rincones pequeños, sitios con una decoración  suave y personalizada. Así es este rincón que he creado, aprovechando la zona que  comunica el jardín japonés y el recinto donde tengo mis árboles en proyecto y mis yamadoris.
Resulta ideal para hacer trabajos de alambrado y modelado, así como para esos ratos de charla con algún amigo.
Estáis invitados a compartir mesa tertulia y botella de sidra.







































martes, 25 de marzo de 2014

TRASPLANTE DE LIGUSTRUM ( El abuelo ).



He dejado para último lugar el trasplante de este viejo Ligustrum ( Sanjuanín en Asturias ). Lo he dejado para el último por dos razones, una porque esta especie además de muy sufrida no es muy temprana en mover sabia, por lo tanto le ha cedido el paso a prunos, endrinos, manzanos, arces..... etc. y otra porque necesitaba contar con otras dos manos.
Tengo la suerte de tener en la familia a una persona que aunque joven, tiene una gran pasión por el bonsai y que en el futuro, estoy seguro que se hará un hueco en este maravilloso mundo. Pedro está comenzando, tiene tres "perejilitos" en el alfeizar de una ventana ( de momento no hay infraestructura para otra cosa ), pero en el pueblo, en casa de sus padres ya hay algunos buenos yamadoris, comienzo de lo que acabará siendo una importante colección.

Bueno, hay que ponerse manos a la obra:
No hizo falta sacar el árbol del cajón en el que llevaba casi cuatro años, el agua de los riegos y de la lluvia, había semi desecho la madera. El peso del Ligustrum es considerable ( aún recuerdo lo que me costó recuperarlo y llevarlo solo al coche, además con un gran cepellón de tierra y de raíces ). 






La maceta, de unos 70 cm, la traje de Galicia en una visita a la tienda de Kingii. Una base de volcánica en el fondo y a plantar.





No es mala lección para alguien que comienza, una experiencia como esta, cuantos la hubiésemos querido hace algunos años !. Pedro se encarga de desenmarañar las raíces y retirar el sustrato viejo. Nunca había visto tantas raíces.









Cortamos las gordas y atravesadas, retiramos los pequeños pero viejos brotes surgidos en el nebari, sacándolos con raíces para plantarlos después y limpiamos detritus y tierra en las numerosas cavidades de los troncos.





















En la parte aérea es necesario eliminar un sinfín de brotes mal ordenados e ir aclarando en general la estructura, para poder ver el interesante carácter con que cuenta. Suele pasar aquello de que las hojas no dejan ver el árbol.









Al retirar masa verde, quedan a la vista troncos rectos y cilíndricos, carentes totalmente de carácter, y que eliminamos si bien dejando algunos centímetros para trabajarlos como madera.













Una vez perfilado el árbol, y hecha esa limpieza general, además de una reducción importante de raíces para poder meterlo en la maceta, toca un abundante lavado a presión, tarea de la que se encarga Pedro voluntariamente y con la que disfruta como un "güaje..... Con la soltura que maneja la manguera, podría ser bombero..... jejejjej.

















Tras el lavado, aparecen todavía algunas raíces mal situadas y otras hacia arriba, que asomarían del sustrato, Minuciosa labor que mi ayudante observa atentamente. Presiento que algunas imágenes vividas, además de lo que en todo momento le voy comentando, le van a acompañar seguramente para siempre. Estas primeras experiencias se olvidan mal, a todos nos ha sucedido.





















Una vez fijado a la maceta, toca rellenar con sustrato y palillear ampliamente. El sustrato elegido es el que habitualmente utilizo: Akadama y Pomice a un 50%. Esta especie es tan poco exigente, que le hubiese ido bien cualquier otro.









Uno de los troncos tiene una bonita oquedad, que llega hasta el fondo de la maceta, aprovechamos a introducir a través de ella unos centímetros de sustrato y también palillear como se puede. Colaborador aplicado este mi amigo Pedro.





Detalles del carácter con que cuenta el árbol. Cuando se reponga del trasplante me esperan grandes ratos de disfrute limpiando y saneando la madera. Haré como la Real Academia Española de la Lengua.....  "Limpia, pule y da esplendor".









Felices tras el trabajo, lo llevamos a un lugar protegido del nordeste, que suele azotar en esta zona y que seguro nos lo va a agradecer.









Como hay que aprovechar todo hemos plantado estos mames de aquellos brotes que os hablaba cuando limpiábamos las raíces. Dos de ellos tienen cierta cosilla, el tiempo lo dirá.













Y bueno..... esta maravillosa mujer que la vida me ha dado, nos ha preparado mientras una Fideuá de esas "de restayu" que decimos por aquí y un flan que ni os cuento..... vasta verlo!.

Pa mí que vamos a hacer juntos alguna tarea más en este mundo del bonsai. Por cierto, Pedro igual que trabaja, come..... véase el plato cómo lo ha dejado....... jejejej. Así me gusta la gente !!!!!




Y mientras..... la vida va pasando.....